Salsa Kutbil-ik de Chile Habanero by El Yucateco

Tras varios meses con este site, parece una herejía no haber hablado ya de algún producto de una de las grandes marcas mexicanas: El Yucateco. Es todo un referentes que ha inspirado a muchas de las recetas de picantes de países anglosajones. En EEUU es una marca adorada por los “habanero lovers”, todo un best-seller, bien distribuído que se puede encontrar en la mayor parte del mundo, incluyendo España.

He tenido la suerte de empezar probando su receta Kutbil-ik que se autodenomina “Exxxtra picante”, en una botella recién traída desde México.

Empezamos por su color. Claramente se ve que se basa en Habaneros Verdes. Tiene un tono que tiende a un verde pardo, no tiene mucho atractivo pero si remite directamente a una salsa natural.

Como buena salsa de perfil industrial, tiene una textura bien conseguida, espesa. Muestra motas de especias y de pimientos. El que se adivinen pedacitos oscuros, suele aportarle naturalidad y sugiere que hayan podido ahumar o asar los pimientos.

Su aroma es muy suave. Me gusta que lo que sale es un olor a verduras, con el pimiento habanero como protagonista, con un cítrico como secundario. Aunque tiene bastantes ingredientes, me parece muy conseguido que huela de una manera tan sencilla. Que no os engañe, huele suave pero tiene mucha dinamita. Según pruebo más salsas, veo que el vinagre acaba siendo el elemento que más condiciona la intensidad de olor. En este caso es inexistente.

Cuando la pruebas, se entiende el por qué de tantas equis en el Exxxtra y por qué los mexicanos se ríen al saber que va a ser un españolito quien la pruebe. Primero llega la intensidad de su sabor y después un super “punch”. El sabor a habanero se siente en plenitud en toda la boca, te envuelve y concentra su picor en lengua, paladar y finalmente en la garganta donde puede dar duro. Permanece el picante pero también el sabor. Tiene tomate y cebolla, lo que acentúa ese sabor a verduras. Por el olor, pensaba que iba a salir muy fuerte el cítrico y la sal, pero no es así.

En cuanto al nivel de picante, si, es alto! Pero por calidad, es perfecto para paladares que no sean muy extremos de picantes porque deja pasar el sabor y es un picor muy muy adictivo. Todas las salsas potentes que consiguen sacar tanto sabor sin enmascararse tras el vinagre, provocan un inmenso grado de dolor-placer. No puedo decir que sea una salsa 100% artesanal, pero consigue transmitirlo.

Se me ve el plumero… adoro los habaneros. Y claro, una marca que dice que su visión es “Making the # 1 Habanero sauce in the World” y que aporta sabores como este, hay que darle mucho valor. Para los amantes del picante, no podéis dejar este mundo sin probarla.

Maridaje musical: Perfecto acompañarla con una lista de Hardore melódico Kutbil-ik creada para representar la intensidad de la Kutbil-ik. Un poco de punk americano con carácter tex-mex.

Me encanta con: cualquier receta mexicana y para dippear con unas patatas o verduras crudas. Voy a probar cómo funciona con algún postre… en breve subiré una receta de dulce de membrillo.

 

 

 

Deja un comentario